Hotel Berghof
Encontrarse, tomarse tiempo, encontrarse mutuamente…


Ramsau y la legendaria montaña Dachstein, que en otros tiempos fuera el trono de las antiguas divinidades, siempre han sido muy conocidos como un lugar especial en la Tierra.
Un lugar para regenerarse e inspirarse.
¡Quien descubre este rinconcito de Dios regresa siempre!

Placer puro
El hotel Berghof está ubicado en un espacio tranquilo y soleado; rodeado por una naturaleza intacta y por prados, descansa sobre la terraza sur de la montaña Dachstein.
Le ofrecemos un área de SAUNA y SPA Berghof muy completa.
Quienes además todavía tengan ganas de emprender algo más, pueden aprovechar las infinitas ofertas de nuestra región. Nos complace dedicarnos a nuestros clientes con un servicio especial.
Muy cerca de aquí se encuentra la localidad de Ramsau, a la que puede llegar en una caminata de aproximadamente 10 minutos.

¿Disfruta de la vida? ¡Entonces aquí está en buenas manos!

Somos una apasionada familia que -como anfitriones- disfruta de compartir la alegría de nuestros huéspedes en vacaciones.

Nuestra mayor fortaleza es nuestra naturaleza. Pero quienes deseen aún más, disponen en el hotel de algunas posibilidades para elegir y las variadas ofertas de los alrededores.
Un pequeño pero atractivo oasis de agua debajo del hotel junto al arroyo Ramsau invita a quedarse.
Si no vacila, ¡simplemente sumérjase en el agua fría!
¡Para nuestros amigos pescadores también hay algunas audaces truchas a la espera! ¡Petri heil!

A aproximadamente 100 m del hotel se encuentra nuestra propia biogranja.
Aquí todos pueden adquirir experiencias con animales muy cerca de la naturaleza.
Si están dispuestos y tienen ganas, nuestros invitados pueden disfrutar de su entusiasmo por la recolección de hongos o bayas.

Además de nuestra cocina y nuestras seleccionadas variedades de vinos, también nuestra agua es exquisita y deliciosa.
La fresca agua de manantial proveniente de la montaña Dachstein experimenta una particular activación energética gracias al intercambio vibratorio de finas sustancias con el agua alpina milenaria, que se ha conservado en incrustaciones minerales en la más pura vibración. El descubridor, Johann Grander, se autodenomina precisamente como »descubridor« y no como »inventor«; y también cuando la física moderna todavía busca explicaciones; el efecto práctico ya goza de reconocimiento internacional.
¡Usted también quedará fascinado!

Esperamos haberlo entusiasmado y que podamos recibirlo pronto en nuestro ****Hotel BERGhof.
Cordialmente,
Caro und Hias WIESER

A través de GOOGLE tiene la posibilidad de traducir la página principal de nuestro sitio a su idioma.
http://translate.google.com/translate?u=www.hotel-berghof.at&hl=de&ie=UTF-8&sl=de&tl=es